8:00 am

Cinco libros imprescindibles para estimular tu espiritualidad

Imagen de perfilMiriam Checa
libros amontonados  

Recomendar libros me resulta una tarea muy personal. Me gusta hablar con la persona y ver qué es lo que busca, qué suele leer, en qué momento vital se encuentra. Suelo evitar las listas ya que considero que los libros (como todo) nos llegan cuando tienen que llegar y de este modo me resulta más sencillo proponer una lectura u otra. No obstante, hay ciertos libros que podríamos considerar imprescindibles en nuestra biblioteca espiritual (si es que existe algo que se le parezca) y voy a reducirlos a cinco, tocando los temas del yoga, la meditación, el crecimiento personal, la psicología femenina y la sabiduría ancestral.

 

  1. Mujeres que corren con los lobos – Clarisa Pinkola Estés

Esta es una biblia a la que en un momento u otro te has de aproximar. Mis amigas y yo descubrimos este libro cuando teníamos unos veinticinco años y prácticamente nos estalló la cabeza. Fue tal el impacto que durante un tiempo yo se lo regalaba a toda mujer que se cruzara en mi camino.

Se trata de un ensayo profundo y revolucionario que te impulsa en el camino del autoconocimiento y requiere que estés dispuesta a bajar a las profundidades, a meterte en el barro y te lleves a apreciar la sustancia salvaje y auténtica que hay dentro de cada una de nosotras.

A través de diferentes cuentos, la autora nos ofrece la oportunidad de reinterpretar y comprender mejor nuestras experiencias vitales para ser capaces de actuar con mayor consciencia. Estos cuentos aluden a las distintas etapas que recorre la mujer que ha decidido recuperar su instinto y curarse de las tradiciones y los convencionalismos, liberándose de una imagen estancada para recobrar su esencia, su creatividad, su sabiduría y regresar a sí misma.

 

  1. Biografía del silencio – Pablo d´Ors

Este libro de apenas 100 páginas mezcla espiritualidad y poesía creando un ensayo profundo y ligero sobre la meditación. El autor habla de nuestra dimensión interior y de la importancia de cultivarla. Reflexiona sobre la necesidad de silencio que tenemos en el mundo contemporáneo y de como la meditación puede aportárnoslo a pesar de lo difícil que es quedarse en silencio, quedarse a solas con uno mismo. Por ello hemos de entrenarnos. ¿Entrenarnos a qué? A permanecer ahí, en silencio, sin huir, tomando las cosas como son y no como nos gustaría que fueran.

De forma sencilla y asequible relata como el proceso de vaciarse por dentro al que lleva la meditación le ha ayudado a cambiar su vida y a disfrutarla de una nueva forma, dando importancia a avanzar siempre, sin importar si se avanza mucho o poco pero perseverar, dando un paso cada día. También habla de los impagables frutos de la meditación, como encontrarse con uno mismo, que es donde conduce la meditación bien realizada o aprender a estar en el mundo en actitud receptiva, no posesiva, respetuosa, no violenta.

 

  1. El árbol del Yoga – BKS Iyengar

Recomendar libros sobre yoga tampoco es fácil pero este del maestro Iyengar acerca de forma sencilla lo que entendemos por yoga, resultando ideal para las personas que se aproximan por primera vez a esta disciplina o para quienes llevan tiempo practicando pero quieren profundizar en los conceptos teóricos y filosóficos.

Iyengar daba asiduamente conferencias y celebraba encuentros con estudiantes de yoga en todo el mundo y este libro reúne algunas de esas charlas y sus diferentes temas de forma ordenada. En él, con su claridad y precisión en las características, Iyengar describe el proceso de la práctica de yoga haciendo hincapié en que este es un camino que va más allá del simple ejercicio físico. El maestro utiliza la simbología del árbol para explicar los ocho brazos del yoga (de ahí el título “El árbol del Yoga”) expuestos según el sabio Patanjali y que deben ser practicados y perfeccionados a fin de percibir el verdadero yo, el objetivo último del Yoga.

 

  1. El sendero del Yoga – Osho

Prácticamente cualquier libro de Osho es recomendable para la estimulación espiritual. Siempre polémico en su enfoque y con una inconfundible manera de expresar su mensaje, recuperamos “El sendero del yoga” por la luz que arroja no solo hacia quienes comienzan la práctica o son estudiantes avanzados sino hacia todo aquel que quiera profundizar (más allá de la serie documental que tenemos ahora en Netflix) en el pensamiento de este maestro y líder hindú.

Osho aclara la poderosa relación entre el cuerpo y la mente y al igual que Iyengar, afirma que el yoga no es solo una serie de ejercicios físicos que ayudan a lograr un estado más relajado y equilibrado, sino lo que él llama una “ciencia del alma”. También habla de los ocho pasos que dar  según Patanjali en esa búsqueda de luz en la que todos estamos y que se encuentra en nuestro interior. Por eso nos invita a profundizar, siguiendo estos pasos uno tras otro, como una secuencia de crecimiento.

 

  1. Ho´oponopono – Ulrich Emil Dupreé

Tal vez hayas escuchado hablar del Hoʻoponopono, una técnica fundamental que nos ayuda en nuestro crecimiento espiritual de manera rápida y sencilla. Se trata de un antiguo arte hawaiano de resolución de problemas basado en la reconciliación y el perdón. Dupreé no es el único que habla sobre ello, puedes investigar otros autores porque lo importante aquí es este método de sanación.

Específicamente nos enfocamos en perdonar y limpiar las memorias inconscientes y emociones negativas que nos suceden en relación a un problema para entender que nosotros también tenemos parte de responsabilidad. Para liberar lo negativo y sanar hemos de decir estas palabras concretas en la situación que nos afecta: “Lo siento. Perdóname. Te amo. Gracias”.

 

A nuestra cabeza se le puede hacer difícil entender que solo repitiendo estas palabras podamos sentirnos mejor por lo que lo mejor es abrirnos a esta técnica que nos conecta con la paz mental y la armonía poniéndola en práctica por nosotros mismos.

 

Espero que estos libros te ayuden a estimular tu espiritualidad. Si te animas con ellos házmelo saber, me encantará saber qué te parecen. De corazón.