9:00 am

“Reborn”. Deporte, superación y cambio

Imagen de perfilMagali Dalix
reborn de magali dalix  

Acabo de lanzar mi nuevo libro “Cambia tu cuerpo y tu vida en 20 días” (Arcopress, 2017) y aquí os dejo con algunas partes que he seleccionado para vosotr@s  del primero, “Reborn” de la editorial Alienta. No me extenderé mucho, he querido traeros algunas ideas sobre lo que es para mi el deporte, la superación y el cambio (con el miedo que siempre implica). Sin duda, mi método es todo un estilo de vida, un modo de superación, de mejora… El deporte y mi método han cambiado mi vida ¡Os invito a conocerlo!

El deporte es un estilo de vida, no una competición

Es difícil discernir cómo nace el amor por el deporte, la vida con decisión. De niña, recuerdo que solía coger la bicicleta e ir al colegio; era mi medio de transporte. Eso se transformó poco a poco en un hábito y, casi sin darme cuenta, en una forma natural de vivir. También nadaba y jugaba a baloncesto y balonmano. No competía con nadie, pero me marcaba pequeños retos diarios, como hacer el mismo recorrido en menos tiempo, ya fuese con la bicicleta de carretera o con la de cross. O nadar más de lo habitual. Convertí la superación en un juego.

El don de la superación está en ti  

Yo superé las drogas. Y como yo, mucha gente lo ha hecho. La superación es un instinto innato en los seres humanos; la necesidad y la inquietud existen, aunque en ocasiones esté dormida. El corsé social, repleto de normas, leyes, prohibiciones, convenciones y protocolos, puede ahogar el espíritu de superación. Cuando aprendes a andar, lo haces por pura curiosidad, te caes y te levantas, pero un día acabas venciendo a la gravedad. Andar es una enorme muestra de querer mejorar, que hacemos sin ser conscientes. Luchamos sin cesar, sin descanso, imaginando qué futuro se esconderá ahí fuera. Nadie nos explica cómo hacerlo, pero lo hacemos, simplemente por intuición. Cuando somos niños llenamos el tiempo libre de pequeños retos que conseguimos superar poco a poco. Los retos, los obstáculos, son el pasatiempo habitual de un crío. Sin embargo, con la madurez, esa energía vital se disuelve, el miedo nos paraliza, la pereza nos invade, la sociedad del sedentarismo emerge con toda su fuerza y olvidamos el placer que provoca superar un reto.

Este es el principal motivo que me empujó a crear el método Magali. Pero antes caí muchas veces y me volví a levantar otras tantas. Para conseguirlo es necesario recuperar el espíritu del niño inquieto y curioso, que prueba cosas, sin anteponer las dificultades, sin miedo a lo que vendrá. El primer obstáculo que hay que vencer es la mente, que repite machaconamente «no puedo» o «no podré». El límite no existe, lo creas y lo fijas tú. ¿Quieres experimentarlo? También puedes hacerlo en la escuela con el curso Actívate que grabé para We Love You junto a Elka.

 

Sin temor al cambio 

He tenido que empezar de cero muchas veces. No me da miedo lo desconocido, ni lo nuevo, ni me angustia salir de mi zona de confort. Lo hago constantemente. Entrenar duro te sirve para ser fuerte y protegerte, estar más preparado para abandonar el hábitat que conoces y que te hace sentir cómodo, para sobrevivir y alcanzar nuevas metas. Si estás protegido, vives mejor. Vives como a ti te gusta. Eliges lo que tú quieres para tu vida. Esa es mi verdadera fortaleza y el talento que he adquirido entrenando duro y la filosofía que intento transmitir cada día en mis clases. Renacer es sano siempre y cuando aprendas de los errores del pasado y saques lo mejor de tu experiencia. ¿Sabes qué quieres hacer con tu vida?