8:00 am

5 señales que demuestran que no estás comiendo suficiente

Imagen de perfilMariangeles Gomez
sandwich aguacate  

Todos tenemos semanas en las que no nos sentimos en nuestro mejor momento. El estrés, agendas sobre pasadas, las enfermedades, el dolor y el ajetreo de la vida cotidiana… todos ellos son factores que pueden afectar a nuestro apetito y la forma en que nuestros cuerpos regulan el hambre. Eso nos lleva a comer mal, desordenado y a menudo menos de lo que debemos, por eso es importante fijarse en estas 5 señales que demuestran que no estás comiendo suficiente.

 

Habitualmente no se habla demasiado al respecto de esta cuestión. Estamos más acostumbrados a escuchar mucho más sobre “como perder peso” pero los medios no comparten el otro lado de la historia, que puede ser un desafío si lo que se desea es ganar peso de manera saludable, aumentando el apetito, al margen de la causa y/o el motivo.

 

Si bien los niveles elevados de cortisol pueden causar una sobrealimentación, las hormonas liberadoras de corticotropina, que también se liberan en respuesta al estrés, pueden suprimir el apetito. Esto puede hacer que se coma menos debido al estrés o disminuya a nivel general el apetito. No ingerir suficiente comida y privar al cuerpo de nutrientes importantes se puede manifestar a través de un enlentecimiento general del metabolismo.

 

Vamos a sumergirnos y echar un vistazo a las 5 señales que demuestran que no se está comiendo suficiente y por lo tanto no se están obteniendo suficientes proteínas, carbohidratos y grasas.

 

  1. Baja energía

Si te has estado sintiendo completamente agotado durante varias semanas y te resulta cada vez más difícil levantarte de la cama sin importar cuanto duermas o la calidad de tu sueño, podría ser hora de volver a evaluar tu alimentación. Es posible que si no estás consumiendo suficientes calorías o la densidad adecuada de energía de los alimentos, entonces probablemente vas a sentir baja energía en algún momento. Las mujeres deben consumir alrededor de 1.600-2.400 calorías diarias (dependiendo de la edad y actividad física) y los hombres entre 2.000-3.000. Esto son solo pautas, por lo que, si llevas un estilo de vida muy activo y haces ejercicio con frecuencia, es posible que debas consumir más calorías que el promedio.

También hay que ser consciente de la calidad, no de la cantidad de calorías que estás consumiendo. Alimentar el cuerpo con proteínas de calidad, carbohidratos complejos y grasas saludables te ayudará a aumentar los niveles de energía acelerando tu metabolismo.

 

  1. Mareos

Cuando no estás comiendo suficiente, los niveles de azúcar en sangre pueden caer en picado y hacer que te sientas mareada/o o desmayarte. Los mareos también pueden indicar que estás deshidratado/a, por lo tanto, tomar suficiente agua durante todo el día es imprescindible.

 

  1. Pobre cognición y productividad (es decir lagunas mentales)

Esto nos sucede a todos pero la laguna mental frecuente podría ser la forma en que tu cuerpo te está diciendo que no te estás nutriendo adecuadamente. La laguna mental puede ser un signo de varios problemas de salud, pero lo más común es un alto estrés o manejo deficiente del este, no comer suficientes nutrientes y no comer con una rutina para que tus niveles de energía (azúcar en la sangre) permanezcan estables. Posponer almuerzos o interrumpir los horarios normales de comida para asistir a reuniones o atender llamadas retrasa la energía que tu cuerpo necesita para seguir.

 

  1. Pérdida de cabello y uñas quebradizas

Si no estás comiendo suficiente comida o no estás obteniendo suficientes nutrientes, los órganos de mayor prioridad tomarán la iniciativa para obtener esos nutrientes, como tu cerebro, corazón, etc. Pero se sabe que el cuidado del cabello, la piel y las uñas está estrechamente relacionado con lo que uno come, la cantidad de minerales, grasas saludables, proteínas y nutrientes generales que tu cuerpo absorbe.

Es normal perder entre 50 y 100 hebras de cabello todos los días, pero si estás perdiendo más de lo normal y tus uñas parecen romperse más fácilmente, es posible que quieras centrarte en nutrir tu cabello y uñas desde ti interior hacia afuera y comer alimentos que ayudan a producir más queratina, la proteína que fortalece el cabello y las uñas.

 

  1. Estado de ánimo irritable

Si estás luchando contra un día ocupado y tienes que salir corriendo sin desayunar, tu nivel de azúcar en la sangre baja y tu estado de ánimo también lo hace. Los estudios demuestran que los niveles bajos de glucosa pueden causar agresión y comportamiento violento. Entonces, cuando no has comido nada, hay una razón por la cual no te sientes bien. Además este estado de ánimo irritable también puede causar dolores de cabeza, migrañas, aturdimiento y náuseas.

Come de un modo regular e ingiere alimentos  saludables. Disfrutar de comidas te ayudará a mantener el azúcar en la sangre estable, por lo que te mantendrás en el buen camino de un estado de ánimo positivo, buena energía y sintiéndote centrada/o en tu mejor yo.

 

Una vez identificadas esas señales que demuestran que no estás comiendo suficiente, ponte a trabajar en ello prestándole a la alimentación, la atención que merece.

Cursos que pueden ayudarte, ver aquí en el apartado de alimentación.