4:00 pm

Amar

Imagen de perfilImma Rabasco
 

Estamos en  weloveyou.  Qué nombre… no podía pasar por alto este hecho. Elka y Ramón han decidido poner el verbo amar como protagonista y lo han hecho a conciencia: es así como lo sienten y les brota.

AMAR

Han sido valientes (porque amar es el antídoto al miedo) y generosos (porque amar es dar energía a alguien más) .

No voy a escribir un texto sobre todos los significados de este verbo, pero sí voy a invitaros a que lo tengamos más en cuenta como clave del crecimiento personal. ¿Exagero? Puede ser… Hay muchos puntos vitales en el camino hacia el bienestar, pero éste es uno enorme.

Están de moda las herramientas, los tips, los trucos, los métodos y demás útiles a nuestro alcance: ¡genial! Yo agradezco enormemente que estén, y los uso y comparto, pero el principio siento que no está ahí.

Si queremos, realmente, conocernos y desarrollarnos, creo que debemos ir más allá: hacer un cambio interno. ¿A qué me refiero?  A que es imprescindible que reflexionemos, nos conozcamos, nos cuestionemos… para hacernos la gran pregunta: ¿ME DEFIENDO O CONFIO?

Einstein nos invita a elegir como queremos vivir, como queremos ver nuestro mundo. ¿Qué gafas quieres ponerte? ¿Las empañadas o las limpias? Seguro que estás pensando que no es así de fácil, pero ¿quién dijo que lo fuera? Ahí el valor 🙂

Cada persona en el Universo se debe hacer la pregunta más importante de sus vidas: ¿Vivo en un Universo amigable o vivo en un universo hostil?” — Albert Einstein

 

Y es que nuestro cerebro primitivo nos dirige, por mucho que nos cueste aceptarlo a veces. Has oído hablar de él, seguro: se encarga de la supervivencia, no aprende y todo el tiempo busca peligros de los que huir o a los que enfrentarse. Es por eso que la elección no es nada romántica porque requiere esfuerzo, valor y constancia. Si eliges el universo amigable debes gestionar tus impulsos primitivos y tener fe ciega.

¿Tú puedes vivir feliz con una pareja de la que no estás enamorado? Prefieres estarlo, ¿no? Y, entonces, ¿quieres vivir en un universo del que no estás enamorado? El mundo tiene grises, oscuros y negros. Pero si yo lo puedo ver sin actitud defensiva y con amor, tendré automáticamente ¡más energía positiva, más claridad mental y más posibilidades!

 

¿Cómo podemos ELEGIR si estamos programados para sobrevivir?

 

¿Cómo eres? O, mejor dicho, ¿cómo quieres ser?  La neuroplasticidad 1 es un enorme y valioso descubrimiento que nos anima a ser libres y poder elegir. Podemos modificar nuestra manera de ver el mundo, por tanto, de ser y, por consecuencia, de sentirnos mejor o peor.

No vemos las cosas como son, vemos las cosas como somos” — Talmud

 

Elegir apostar por el Amor nos da positivismo que hace que veamos soluciones y desafíos (en vez de problemas). Al mismo tiempo se contagia esta actitud y nos conecta con el otro, saliendo todos beneficiados.

 

Somos libres para:

SIEMPRE PODER ELEGIR

SIEMPRE PODER AMAR

Aquí todo el mundo nombra a Gandhi o Martin Luther King que eligieron una actitud amorosa (aunque parecía que no tenían margen de acción ni decisión). Ellos son ejemplos enormes pero seguro que todos conocemos a héroes diarios que toman el mismo camino. EL AMOR quiere el bien común, busca que todos nos beneficiemos.

Pero es que, además, el Amor te da un premio grande: activa tu sistema nervioso parasimpático que te inunda de bienestar.

 

SIEMPRE PODER TEMER

Siempre encontraremos, también, razones para justificar el miedo y la desconfianza. El cerebro quiere protegernos. ¿Qué quiere el temor? Quiere tu sola supervivencia, sin importarle nada ni nadie.

Pero ahí es cuando debemos ejercer nuestra libertad y ELEGIR sin automatismos.

Es verdad que cuando no recibimos Amor nos sentimos en peligro. Y si nos sentimos en peligro, escapamos o atacamos porque tenemos la necesidad de conectar con los demás como una urgencia innata.

¿Qué hacemos entonces? Tener en cuenta las tres opciones… y no olvidar que el ser humano es un ser social, programado para enlazarse con los demás y sentirse completo cuando NO está en soledad.

Además, el teórico evolutivo Richard Dawkins nos recuerda que somos la primera especie capaz de poder elegir entre ambos comportamientos, ¡pudiendo ser independientes de nuestra programación genética!

AMAR es empatía, compasión, colaboración, vulnerabilidad, entrega, fe, esperanza, altruismo, unión, confianza, bienestar, endorfinas…

Pinta bien, ¿no?

 

 

Te recomiendo:

 UN LIBRO:

El arte de amar 2: Dice que el amor es la respuesta al problema de la existencia humana.

 

UNA CONFERENCIA:

El amor.3

 

UNA PELI: 

Amélie 4: La inolvidable protagonista decide apostar por un Universo amigable, a pesar de sus temores.

 

UN EJERCICIO:

Abraza: ¿te parece fácil y obvio? Mmmm… ¡mejor! Pero te propongo que te lo tomes en serio. Durante una semana ponte como meta abrazar el máximo posible, sin titubeos. Da abrazos de verdad, ya verás como pasan cosas.

– La teoría: Baja la frecuencia cardiaca y la presión arterial + reduce la hormona del estrés (cortisol) + estimula la hormona del placer (dopamina) + aumenta la hormona del amor (oxitocina).

– La práctica: Sencillamente te sientes mejor tú y los demás. Todos necesitamos sentirnos conectados, queridos, comprendidos y el abrazo habla de eso J Te prometo que las personas que realmente me han tomado en serio cuando se lo he aconsejado como hábito de vida, me lo han agradecido. Y yo a ellos: porque ir abrazando por el mundo no puede hacer más que generar empatía y, justamente, la andamos necesitando.

Estas son mi recomendaciones por hoy, pero sobre todo te invito a que te hagas la gran pregunta 😉

Gracias por estar ahí, un abrazo enorme y ¡hasta el próximo artículo!

WE LOVE YOU.