8:00 am

Meditando por primera vez

Imagen de perfilAgustín Vidal
chico meditando  

La meditación consiste en disminuir las fluctuaciones de la mente de manera progresiva. Nuestra mente se encuentra en constante actividad por medio de los aproximadamente 70.000 pensamientos que produce diariamente. Es imposible detener los pensamientos ya que la función de la mente es producirlos pero lo que sí se puede hacer es llevar nuestro foco de atención hacia el lapso que se forma entre el comienzo de un pensamiento y el final de otro.

Este lapso representa al campo de las posibilidades infinitas, nuestro potencial ilimitado y donde nos (re) encontramos con la mejor versión de nosotros mismos. Muchos llaman a este lapso momento presente, conciencia, silencio, quietud, calma, Ser o incluso algunos lo llaman Dios. Más allá del término que utilicemos, lo cierto es que en este espacio no existe el tiempo ni espacio, es ilimitado, invisible e indivisible. Podemos resolver cualquier tipo de problema porque no existen los problemas.

 

Supongo que te estarás preguntando: ¿Y cómo puedo llegar a conectar con este lapso de silencio? Te recomiendo seguir estos pasos:

 

  • Busca una posición cómoda y cierra los ojos. Aquí comienza tu viaje de exploración.

 

  • Busca un estímulo, el que quieras. Puedes llevar tu atención a tu respiración por ejemplo. ¿Por qué a la respiración? Porque es la forma más sencilla de identificar un principio y un fin. Presta atención al comienzo y final de la inhalación y siente como el aire entra en tu cuerpo. Ahora presta atención al comienzo y final de la exhalación y siente como el aire deja tu cuerpo. Es en ese micro instante, cada comienzo y cada final, donde encuentras ese lapso del que te hablaba. Es aquí donde conectas con tu potencial ilimitado y tu mejor versión. Es aquí donde comienzas a disminuir las fluctuaciones de la mente.

 

Te felicito. Has meditado por primera vez.